La cirugía de la obesidad (tubo gástrico, bypass gástrico..) ha demostrado ser la forma más efectiva para tratar el problema de la obesidad permitiendo la pérdida de peso que en la mayoría de casos no es posible conseguir a largo plazo con otras técnicas o tratamientos farmacológicos, dietas, etc…

Existen diferentes formas de afrontar y tratar la enfermedad y por lo tanto diferentes técnicas y enfoques.

Muchos pacientes vienen a nuestra consulta con la idea clara sobre una técnica concreta (tubo gástrico, bypass gástrico..) porque han leído o conocen a alguien a quien les ha resultado efectivo etc…

Es importante que el paciente esté previamente informado pero también es importante destacar que la técnica es lo menos importante, es decir,

. Si….Has elegido un buen profesional/equipo médico especializado en el tratamiento de la obesidad y reconocido por las principales sociedades médicas destinadas a combatir la obesidad y enfermedades metabólicas a través de la cirugía de la obesidad (con técnicas como el tubo gástrico o bypass gástrico).

.Si… El equipo médico escogido ofrece un soporte adicional al paciente de seguimiento en el cual, además de la intervención, el paciente es seguido y formado en los cambios de hábitos alimenticios y estilo de vida que debe llevar a cabo para perder peso. El equipo médico ofrece un trato cercano y próximo al paciente “acompañándole” en todo momento en cada uno de los pasos necesarios para conseguir deshacerse de la obesidad.

.Si…Tú como paciente entiendes que debes tratar la obesidad porque es un problema que está afectando a tu calidad de vida y a tu salud y que por tanto esta vez sometiéndote a una cirugía de la obesidad vas a poder poner fin al problema siguiendo de cerca las indicaciones del equipo médico

….si todos estos condicionantes se dan, el éxito está asegurado.

¿Por qué insistimos tanto en que la técnica es lo de menos?

La técnica es importante por supuesto que sí.

El paciente debe conocer en todo momento qué tipo de intervención se va a llevar a cabo. Entender el funcionamiento y el “por qué” de la misma. Conocer por ejemplo las diferencias e indicaciones entre tubo gástrico o bypass gástrico. Saber con todo detalle los pros y contras de cada técnica u opción… pero al fin y al cabo uno de los puntos más importantes en el tratamiento de la obesidad es la personalización.

Un enfoque y tratamiento distinto para cada persona con un problema de obesidad

La obesidad es una enfermedad difícil y son muchos los factores que influyen en el desarrollo de la misma.

Detrás de cada caso de obesidad hay una historia y por eso, a pesar de que las técnicas sean las que son, el tratamiento debe hacerse siempre de forma personalizada en base al historial médico pero también en base al “historial personal” de cada individuo.

La Cirugía de la Obesidad hoy en día es una alternativa segura y efectiva

A partir de ahí la técnica escogida (bypass gástrico, tubo gástrico o manga gástrica, derivación biliopancreática..) es lo de menos básicamente porque todas aplicadas correctamente después de una adecuada selección de paciente-técnica ofrecen unos buenos resultados de pérdida de peso que varían entre un 65-80% de pérdida de exceso de peso.

A nivel de complicaciones, la cirugía de la obesidad hoy es más segura que nunca y los % de complicaciones importantes son-en todas las técnicas- inferiores a un 2% y por lo tanto similares a los que pueden darse en otro tipo de intervenciones (apendicitis, cesárea, etc..). Hoy en día la cirugía de la obesidad es una intervención prácticamente  sin dolor  ya que al realizarse por vía laparoscópica a través de pequeñas incisiones además de unos excelentes resultados estéticos se evitan los riesgos de una cirugía tradicional.

Precios de Cirugía de la Obesidad

Por último las diferencias de precios entre técnicas tampoco deberían ser un factor determinante.

El precio del bypass gástrico es ligeramente superior al precio del tubo gástrico también conocido como manga gástrica o gastrectomía tubular  ya que se trata de una intervención algo  más compleja desde el punton de vista quirúrgico pero la diferencia es relativamente poco significativa.

Lo más importante de todo: Entender al Paciente. Personalizar el tratamiento de la Obesidad.

Por todo ello insistimos en que a pesar de las posibles diferencias que puedan darse entre técnicas, la técnica es secundario. Lo importante es que médico y paciente trabajen “codo a codo” en resolver el problema de obesidad. La técnica de cirugía de la obesidad es el “medio” pero lo importante es el fin “perder peso y acabar con la enfermedad”.

Esperamos que este artículo te haya gustado. Si deseas profundizar en algún aspecto o conocer con más detalle qué técnica a priori sería la más apropiada en tu caso y qué pasos deberías seguir antes-durante y después de la intervención (no olvides que el seguimiento al paciente dura cerca de dos años) no dudes en llamarnos o solicitar visita. Te recordamos que la primera visita es gratuita y que podrás preguntar todo aquello que consideres oportuno para tratar tu problema de obesidad al Dr. Rafael Ruiz Orellana-Cirujano Especialista en Cirugía de la Obesidad, miembro de la Asociación Española de Cirujanos (AEC), de la sección de Cirugía Endoscópica de la AEC y de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO).

Si quieres más información déjanos tu nombre y tu teléfono y te llamamos nosotros.

–>> SOLICITA INFORMACIÓN AQUÍ <<–