Si has tomado la decisión de llevar a cabo una inervención de cirugía obesidad para poner fin a la enfermedad el primer y más importante de los pasos ya lo has dado:

Significa que has tomado conciencia de que debes hacer algo por tí y por tu salud y eso significa que de un modo u otro (a través de tus propias experiencias, sentimientos, porque médicos de otras especialidades te han alertado de los peligros que corre tu salud si no se pone fin al problema, porque ves en situaciones cotidianas cómo te limita directa o indirectamente la obesidad, etc…) reconoces que la obesidad supone para ti una “carga” que va más allá de la propia sobrecarga que suponen los “kilos de más”.

Por lo tanto una buena parte del recorrido ya está hecha pero quedan más pasos a dar….

Días previos a la cirugía de la obesidad:

Los días anteriores a la intervención debes prepararte mentalmente para afrontar tu nueva etapa de la forma más positiva posible. Sin miedos y con la seguridad de que va a suponer algo positivo para ti.

Es cierto que los primeros días pueden hacerse pesados. Hay quienes se sienten genial (no nos referimos al estado físico sino al mental) y hay a quienes les invaden las dudas y los miedos: “¿habré tomado la decisión correcta?”, “¿seré capaz de aguantar ahora varios días a dieta y no comer “normal” hasta pasado un tiempo?”, “y si esto luego resulta que no sirve de nada”…

Para evitar que estos miedos (la mayoría de ellos injustificados) te influyan debes tener en cuenta que:

1) Si has decidido poner fin al problema de la obesidad definitivamente SI has elegido la opción correcta.

La alternativa -no hacer nada o seguir luchando (probablemente sin éxito) contra la enfermedad,  acumulando factores de riesgo para tu salud, disminuyendo tu calidad de vida y reduciendo en al menos 10 años tu esperanza de vida, no parece ser una buena opción. Por lo tanto, la decisión es más que probable que sea la correcta.

2).-La mayoría de miedos que tenemos a algo (sea lo que sea) son prácticamente siempre injustificados.

Habitualmente pensamos peor de lo que realmente es. Si piensas que se te harán duros los primeros días y semanas después de la intervencion probablemente no sea tanto como esperabas. Es decir, no pretendemos decir que es un proceso sencillo y fácil porque NO lo es, pero en base a lo que nos cuentan nuestros pacientes y a pesar de que muchos pasan por unos días difíciles, después visto desde la distancia frases como  “no es para tanto” y “fueron unos días un tanto complicados pero en cualquier caso mucho mejor de lo que esperaba”.

3).-A partir de ahí y superados los primeros días luego el proceso es mucho más sencillo.

Sólo te pediremos que cumplas con las indicaciones que te demos y si lo haces, la pérdida de peso, la ganancia de salud y de vitalidad y un cambio positivo en tu vida están prácticamente garantizados.

4).-El proceso “mental” no se acaba una vez se llega a la pérdida de peso. Cierto es que determinados estudios han demostrado que más allá de la reducción de estómago, las técnicas de cirugía de la obesidad como el bypass gástrico o tubo gástrico tienen un efecto en los mecanismos que regulan nuestra relación con la comida por lo que mentalmente una parte del trabajo “está hecha” pero hay otra parte que deberás seguir trabajando tu mism@.

Tu relación con la comida debe ser otra y debe haber cambiado después de la cirugía de la obesidad para el resto de tu vida.

Mentalmente debes seguir cambiando y enterrando malos hábitos alimenticios como el buscar en la comida un refugio o una compensación a problemas de estrés, ansiedad, etc… Tu mente juega un papel sumamente importante en tu relación con la salud y por lo tanto con la ayuda que supone una reducción de estómago y el peso perdido debes continuar en ese proceso de aprendizaje hasta conseguir reemplazar el estilo de vida que te llevó a la obesidad.

Si deseas conocer con más detalle cómo es el proceso paso a paso y día a día después de una intervención de cirugía de la obesidad, intercambiar experiencias con otras personas operadas de obesidad que han pasado por lo mismo o simplemente ampliar información sobre la obesidad y su tratamiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te recordamos que la primera visita es gratuita y no conlleva ningún tipo de compromiso.

Si quieres más información déjanos tu nombre y tu teléfono y te llamamos nosotros.

–>> SOLICITA INFORMACIÓN AQUÍ <<–