Según un artículo publicado en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology – la conocida fórmula para adelgazar «hacer dieta y moverse más» no siempre es  válida para tratar la obesidad.

En el documento*, los autores sostienen que la obesidad es una enfermedad crónica con causas biológicas que en gran medida no se pueden curar sólo con dieta y ejercicio.

Muchas personas con obesidad pueden perder peso durante unos meses, pero el 80% -95% recuperan el peso perdido con el  paso del tiempo.

Una explicación de este «éxito limitado» a largo plazo es que la reducción de la ingesta calórica  (dieta)  a la que se someten los pacientes provoca cambios en los sistemas biológicos que impulsan a comer alimentos altos en calorías y aumentar de peso.

En el caso de personas que hace tiempo padecen obesidad, estos cambios biológicos además  de fomentar el consumo de calorías facilitan el almacenamiento de grasa  a modo de defensa del organismo lo que hace que el cuerpo actúe en contra de la pérdida de peso.

La anulación de esta «defensa» no parece posible para la mayoría de  personas con obesidad sólo a  través de cambios de estilo de vida y dieta, en especial en un entorno como el actual que promueve el consumo de calorías y de los alimentos ricos en grasa.

Por ello, a  pesar de  que las modificaciones de estilo de vida consiguen que personas con sobrepeso pierdan peso y mantengan esa pérdida de peso, en el caso de personas con obesidad crónica, el exceso de peso parece estar biológicamente ‘sellado’ y «protegido” para no perderlo.

La investigación  sugiere que estas variaciones  biológicas podrían persistir indefinidamente, incluso en individuos obesos que hayan conseguido perder peso haciendo dieta.

De este modo, pocas personas consiguen acabar con la obesidad con cambios en la dieta y estilo de vida porque cuando pierden peso es durante un periodo de tiempo para luego volverlo a recuperarlo, es lo que se conoce como “obesidad en remisión”.

Por ello  si la pérdida de peso debe ser sostenida a largo plazo, estos factores biológicos que se dan en las personas con obesidad deben ser abordados.

Hasta la fecha, sólo la cirugía de la obesidad (bypass gástrico, tubo gástrico..) ha demostrado ser eficiente para revertir los cambios inducidos por la obesidad en las hormonas del apetito y la respuesta del cerebro a los alimentos. Esto explica por qué la cirugía bariátrica es el único tratamiento que muestra eficacia a largo plazo en los individuos que padecen obesidad desde hace tiempo.

La obesidad debe ser reconocida como una enfermedad crónica y a menudo resistente al tratamiento abordado desde una sola perspectiva.

Haciendo caso omiso de estos factores biológicos que influyen y dificultan el tratamiento de la obesidad y confiando  exclusivamente en la modificación de hábitos alimenticios y estilo de vida, es probable que muchas personas con obesidad no puedan ganar la batalla sino es con técnicas como el bypass gástrico.

 

Fuente del artículo: http://www.bariatricnews.net/?q=news/111851/obesity-cannot-be-cured-just-diet-and-exercise

Si quieres más información déjanos tu nombre y tu teléfono y te llamamos nosotros.

–>> SOLICITA INFORMACIÓN AQUÍ <<–